Artículos de Interés

2017-11-01

Por: I.Q y M en C. María Teresa Álvarez

LA FUNCIÓN DE LOS ALFA-HIDROXIÁCIDOS en el envejecimiento de la piel

Los alfa-hidroxiácidos fueron introducidos como un ingrediente activo en la Cosmética hace varios años, sin embargo continúa siendo un tema de actualidad.

Entre los alfa-hidroxiácidos más empleados se encuentran el ácido glicólico y el ácido láctico. Una de sus funciones es la de exfoliante en donde ayuda a eliminar las células muertas de la capa córnea y en esta forma afinar la piel.

Pero además de esta función tiene otras como la de aumentar el recambio celular.  Con el proceso de envejecimiento la velocidad de recambio celular disminuye  y el empleo de alfa-hidroxiácidos ayuda a mejorarlo.

Los alfa-hidroxiácidos entre ellos principalmente el ácido glicólico a concentraciones y pH adecuados  mejoran las propiedades biofísicas de la piel  lo que ayuda a retardar el envejecimiento. Entre estas mejoras se encuentran la hidratación y textura, la disminución de las líneas de expresión y arrugas y un aumento en la firmeza.

Algunos de los resultados obtenidos con la aplicación de productos con alfa-hidroxiácidos son un aumento en el recambio celular del 30 %, un aumento en la firmeza de la piel del 35 %, un aumento en la hidratación del 23 %, una mejora en la suavidad del 40% y una disminución en las líneas de expresión del 50 %. (Smith 1990)  Estos resultados de mejora en las características de la piel  logran un efecto rejuvenecedor con la terapia de alfa-hidroxiácidos.

Las concentraciones y el pH son factores clave en estos resultados.  Con una concentración muy baja de ácido glicólico  los resultados obtenidos son muy poco significativos, pero una concentración muy alta puede causar irritación.  El pH también es un factor clave para un buen producto.  Se requiere de un pH bajo pero debe estar balanceado con la concentración de ácido glicólico.

Las formulaciones en donde se quiera resaltar la función exfoliante de los alfa-hidroxiácidos pueden llegar a niveles de pH tan bajos como pH3  y concentraciones de ácido glicólico hasta del 30%  pero el producto debe permanecer en la piel solo por algunos minutos.  La acción es queratolítica  y en esta forma se logra la exfoliación de la piel.   Al retirarlo habrá ejercido su función de eliminar una buena proporción de las células muertas de la capa córnea.  La piel se verá notablemente más limpia y cualquier producto que se aplique posteriormente tendrá una mejor absorción.

En el caso de formulaciones con la finalidad de retardar el envejecimiento la concentración empleada de ácido glicólico es menor, cercana al 10 % y el pH se encuentra en valores cercanos a 5. Este tipo de productos puede emplearse de uso diario y son con los que se tienen algunos de los cambios biofísicos mencionados relacionados con un efecto anti-edad.

Los productos con alfa-hidroxiácidos requieren de formulaciones muy bien elaboradas y por ningún motivo deben permitirse formulaciones “amateurs” con pH y concentraciones inadecuadas.   Son sustancias que seguirán teniendo su lugar en la industria cosmética y que son un complemento a muchos de los activos de actualidad.

GLYCOCELL FORTE, lo mejor para exfoliar y mantener la piel limpia.

GLYCOCELL,  para empleo diario en cualquier tipo de piel

AGE RETARD SÉRUM,  para pieles de normal a seca durante el día con alfa-hidroxiácidos.

AGE RETARD SOIN,  crema de noche con alfa-hidroxiácidos pieles normal a seca