Artículos de Interés

2017-09-01

Por: I.Q y M en C. María Teresa Álvarez

LA TALASOTERAPIA, LAS ALGAS MARINAS y los tratamientos de SPA

La Talasoterapia se practica a la orilla del mar, sin embargo es posible adaptar algunos de sus beneficios en tratamientos realizados en los SPA´s de ciudad.

La Talasoterapia es uno de los tratamientos anti-estrés más antiguos y eficaces del mundo. Fue considerada como un tratamiento médico conocido como las “curas de mar” las cuales eran recomendadas en una gran cantidad de enfermedades y como preventivo de otras.

El primer centro de Talasoterapia se abrió en Francia y actualmente es considerado como un tratamiento preventivo de algunas enfermedades sobre todo aquellas relacionadas con el estrés.

La gran sensación de bienestar físico y emocional que se obtiene después de una serie de tratamientos de Talasoterapia es debida a la acción del agua de mar sobre el cuerpo. Los baños de agua de mar reequilibran los diferentes tejidos estimulando las funciones vitales del organismo.

En el agua de mar se encuentra una concentración importante de sales marinas y de oligoelementos  muchos de ellos esenciales para el organismo humano. Una pequeña cantidad de estas partículas son absorbidas a través de la piel cuando se tienen las condiciones de temperatura y concentración adecuadas.  Con esto se puede lograr una remineralización por absorción de los minerales a través de la piel logrando la estimulación de algunas de las funciones vitales del organismo.

El empleo de algas marinas es una parte importante en los tratamientos de Talasoterapia y una de las más fáciles de adaptar en los   SPA´S de ciudad.  En las algas se encuentran muchos de los nutrientes concentrados del mar.

Las algas marinas son organismos que pertenecen al reino vegetal y existen una gran variedad de especies y según la composición tienen diferentes efectos en los tratamientos. Las algas marinas nacen y crecen en el agua de mar con una gran cantidad de sales minerales de donde absorben y concentran una gran parte de estas y donde cada alga tiene sus propias preferencias.

Algunas de las algas marinas empleadas en los tratamientos de talasoterapia son  Fucus Vesiculosus,  Laminaria Digitata,  Lithothamnium calcareum, Chondrus Chrispus-

Fucus vesiculosus es rica en minerales como potasio, sodio, calcio, magnesio, fósforo.  Estimula  la microcirculación y promueve la eliminación de toxinas.

Los principales productos empleados en los tratamientos en cabina son:

Las sales marinas (SALT GLOW) con una composición química similar a los minerales del agua de mar logra efectos parecidos a los que se tienen en los Centros de Talasoterapia y el efecto tonificante sobre el organismo es inmediato. Entre los elementos químicos que se encuentran en el agua de mar están entre otros el sodio, potasio, magnesio formando sales minerales. La más importante es el cloruro de sodio seguida por cloruro de magnesio, sulfato de magnesio, sulfato de calcio, cloruro de potasio, carbonato de calcio, bromuro de magnesio y entre los oligoelementos pequeñas cantidades de manganeso, hierro, selenio y zinc.   Al solubilizar estos en una tina de hidroterapia a la temperatura y tiempo requeridos el efecto  obtenido es inmediato.

Otra forma de lograr estos efectos es mediante una exfoliación con sales marinas  SALT GLOW sobre el cuerpo húmedo o bien una exfoliación con sales marinas en una regadera de afusión también denominada Vichy.  En este caso la concentración de sales es mayor y la temperatura del agua a 32° c ayuda a la absorción de los minerales.

Otro de los tratamientos es la aplicación de algas marinas calientes en el cuerpo que provoca una acción sedante, descontracturante y revitalizante.  Esto se logra con una envoltura corporal de algas marinas (BODY WRAP).

También una de  las alternativas son los masajes con cremas con algas marinas con Fucus vesiculosus que además de los efectos tonificantes tiene un efecto reductivo.