Artículos de Interés

2017-08-01

Por: I.Q y M en C. María Teresa Álvarez

LOS PRODUCTOS DE UVA Y VINO en la cosmética

El empleo del vino como un ingrediente cosmético era uno de los secretos de salud y longevidad en la antigüedad y también formaba parte de los rituales cosméticos.

Además del alcohol los principales componentes del vino son alfa-hidroxiácidos (AHA´S), glicerol, azúcares, taninos y antioxidantes que resultan ser ingredientes cosméticos.

Los principales ácidos orgánicos del vino son el ácido tartárico y el málico que son los responsables de la acidez del vino. En la piel estos ácidos al igual que otros AHA´S actúan dando luminosidad a la misma, afinando la piel, disminuyendo el grosor de la capa córnea.  La piel se vuelve más lisa y brillante.

Los taninos actúan contra la disminución de firmeza dando tono a la piel.

El vino contiene una gran cantidad de antioxidantes principalmente polifenoles entre los que se encuentran las antocianidinas (bioflavonoides), el resveratrol, y las flavonas.

El resveratrol es el principal antioxidante del vino y actúa además de antioxidante como anti-inflamatorio.

Los tratamientos basados en la esencia de la uva ayudan a limpiar, suavizar y revitalizar la piel, le confieren emoliencia, flexibilidad e hidratación al disminuir la pérdida de agua transepidérmica ( TEWL). Favorece también la cicatrización.

Los tratamientos de vinoterapia han tenido resultados tan exitosos que actualmente algunas bodegas donde se producen vinos como “El Marqués del Riscal“ en La Rioja (España), han adaptado un SPA en donde se efectúan baños, envolturas y exfoliantes.

Los exfoliantes de pepitas de uva y aceite de semilla de uva dejan una piel suave, sedosa y con una apariencia luminosa además de nutrir la piel. Se emplean tanto en tratamientos faciales como corporales dependiendo del grosor de las pepitas.

También los baños en barrica con hidromasaje burbujeante enriquecido con vino tienen una acción ligeramente exfoliante y suavizante además del placer sensorial al observar los viñedos.

La envoltura corporal con extracto de uva y vino (BODY WRAP UVA Y VINO) ayuda a hidratar la piel. Posteriormente un masaje relajante con aceite de semilla de uva rico en ácidos grasos esenciales (HUILE DE MASSAGE CON ACEITE DE UVA) además de aliviar las tensiones produce una gran emoliencia a la piel.

Los tratamientos faciales con uva y vino se inician con un exfoliante de pepita de uva  (GEL MOUSSANT EXFOLIANTE CON SEMILLA DE UVA ), una mascarilla en gel de uva y vino  (MASQUE GEL UVA Y VINO  ) y un gel humectante elaborado con aceite de uva y con extracto de vino  (HYDRAVIN). Para tratamientos más intensivos se utiliza el SERUM RESVERATROL.