Artículos de Interés

2017-01-30

Por: I.Q y M en C. María Teresa Álvarez

LA HIDRATACIÓN: FACTOR CLAVE EN la salud y belleza de la piel

La hidratación de la piel es la responsable que esta conserve su elasticidad y su función barrera y es necesaria para mantenerla en condiciones saludables.

Una piel deshidratada ocasiona fragilidad, disminuye el proceso de renovación y produce exceso de escamas y una piel rugosa. La absorción de los productos de tratamiento también disminuye.

Con la piel deshidratada aumenta la sensibilidad y la piel se encuentra más propensa a la inflamación y a tener infecciones.

La hidratación a nivel del estrato córneo está influenciada por agentes externos. Se encuentra en contacto directo con el medio ambiente y con agentes físicos o químicos que puedan afectarlo. Por ejemplo el abuso en el uso de jabones contribuye a la sequedad del estrato córneo. Esto se debe a que las sustancias higroscópicas que mantienen la hidratación de la piel son solubles en agua y jabón. La baja humedad relativa del aire ocasiona también pérdida de agua y deshidratación.

Cuando la piel se encuentra más hidratada la eficacia de los productos de tratamiento que se apliquen es mayor, ya que la absorción se incrementa.

La hidratación de la piel se mejora mediante la aplicación de activos como el ácido hialurónico y los “ factores naturales de humectación “ entre los que se encuentran aminoácidos libres , ácido pirrolidón- carboxílico, urea , glucosamina, sodio, potasio, magnesio, fosfatos, cloruros. También se emplean otro tipo de humectantes como glicerina, propilenglicol, etc.

El ácido hialurónico uno de los mejores activos para incrementar la hidratación de la piel tiene un alto peso molecular y una gran capacidad de retención de agua que forma una película en la piel e impide la pérdida de agua.

El estrato córneo o capa superficial de la piel tiene un porcentaje de agua entre 10 y 20 % Esta cantidad de agua se incrementa en las capas más internas hasta llegar a un porcentaje de 70 % en la dermis.

Para poder determinar la hidratación de la superficie de la piel se utilizan dos mediciones una con “Corneometer“   que mide directamente la cantidad de agua en la piel y otra con la medición de “TEWL “ o pérdida de agua transepidérmica que es la cantidad de agua que pasa de la piel a la atmósfera. Cuando la piel se encuentra dañada aumenta la pérdida de agua en la piel con la consiguiente deshidratación.

Con las diferentes mediciones es posible la selección de los activos humectantes en la formulación. El ácido hialurónico lo encontramos en las AMPOULES DE BEAUTE HYDRATANT, en el EAU VITALEHYDRASERUM HYDRATATION INTENSE y en la CREME DE JOUR HYDRATATION INTENSE.