Artículos de Interés

2016-06-01

Por: I.Q y M en C. María Teresa Álvarez

RESVERATROL, EL PODEROSO ANTIOXIDANTE que retarda el envejecimiento

El Resveratrol es un polifenol natural presente en la uva. Es un potente antioxidante producido por las uvas ante una respuesta a situaciones estresantes.

El vino tinto es rico en Resveratrol y su contenido procede de las uvas en concreto de su piel y semillas.  El alcohol que se forma durante la fermentación de la uva favorece su solubilidad y por lo tanto su extracción. El Resveratrol ha sido la molécula presente en el vino más estudiada.

Al Resveratrol se le han atribuido actividades como anti inflamatorio, anti cancerígeno y anti alérgico y recientemente se ha incluido en los tratamientos cosméticos con muy buenos resultados ya que activa el gen SIRT1 conocido como el gen de la longevidad esencial para alargar la vida de las celulas.

El Resveratrol tiene efectos protectores sobre diversos procesos biológicos como puede ser el cáncer de piel impidiendo la iniciación del mismo.

El papel del Resveratrol en la protección de la piel está ligada a sus propiedades antioxidantes.  El proceso de envejecimiento está asociado al estrés oxidativo y a la generación de radicales libres y el Resveratrol es un polifenol que ha demostrado tener una habilidad muy potente para estabilizar radicales libres. El organismo cuenta con una serie de defensas antioxidantes que disminuyen con la edad. Los antioxidantes constituyen un medio efectivo de luchar contra la generación de radicales libres y entre ellos el Resveratrol ocupa un lugar único. 

La piel tratada con Resveratrol envejece menos frente a la Radiación Ultravioleta; la piel afectada por el sol se repara y renueva más rápidamente.

Sin embargo el papel más importante del Resveratrol está relacionado con la activación que ejerce sobre unas enzimas las "Sirtuinas" que actúan como reguladores universales del envejecimiento. Actúan como guardianes de las células y demoran su envejecimiento. A las "Sirtuinas" se les ha mencionado como el componente básico del "elixir de la vida" y la "molécula de la eterna juventud”.

El Resveratrol retrasa el envejecimiento y previene algunas enfermedades. Sus efectos como potencial reparador crearon interés en el sector cosmético que lo ha incorporado en productos para el cuidado de la piel.

Las pruebas de efectividad demostraron que la piel se ve más lisa, con una mejor textura, está más firme y con una mejor densidad. También tiene propiedades aclararadoras de la piel regulando la melanogénesis.

Entre los  antecedentes del  Resveratrol está el vino  y su relación con la salud y la longevidad y formaba parte de uno de los secretos de la Cosmética . Uno de los primeros reportes data del siglo V Antes de Cristo cuando el conocimiento médico fue separado de la magia con las enseñanzas de Hipócrates. Contribuyó a la Cosmetología con el estudio de la Dermatología, dieta, ejercicio y masajes. Escondido en esto se encontraba el Resveratrol.

En países donde se toma vino regularmente y en especial vino tinto las expectativas de vida son mayores y disminuye la incidencia de enfermedades asociadas con el estrés oxidativo entre las que se encuentra el cáncer, enfermedades auto inmunes, cataratas, Alzheimer y enfermedades cardiovasculares.

El Dr. David Sinclair de la Universidad de Harvard publicó los primeros estudios que aseguraban que alimentar a ratones con Resveratrol aumentaba en un 40 % su esperanza de vida.  El poder reparador del Resveratrol es por el aumento de unas proteínas las Sirtuinas que actúan en situaciones de estrés físico.